Nos hemos propuesto un reto: que la práctica de Mindfulness y Compasión, llegue a formar parte de tu vida cotidiana. Queremos que seas capaz de experimentar la calma que llevas dentro, y que dispongas de recursos para facilitar que alcances tu equilibrio interior con una visión vital más clara.


Enfoque

El enfoque en nuestros cursos se dirige al descubrimiento de nuestros recursos interiores: queremos que con la práctica de Mindfulness y Compasión, llegues a sentir esa clase de honestidad, suavidad y bondad, que sólo suelen aportar los buenos amigos; así podrás comprender que cualquier sabiduría ya está presente en lo que somos Aquí y Ahora.

En cada propuesta de entrenamiento destacamos la importancia de que el alumno aprenda a practicar aplicando sus propios Valores de forma Ética según los principios de Mindfulness y Compasión: Amor Incondicional, Compasión, Alegría Compartida y Ecuanimidad. Debido al compromiso personal que esto exige, ofrecemos en colaboración con AEMind, cursos desde 4 categorías diferentes, según la implicación, experiencia y nivel de práctica meditativa del alumno:

  1. Consolidar la práctica (nivel 1): Dirigido a personas con poca o sin experiencia que desean tener competencias Mindfulness y Compasión a través de un entrenamiento basado en prácticas meditativas asequibles
  2. Habituales (nivel 2). Dirigido a los que disponen de recursos meditativos sólidos, han participado en el nivel 1, y quieren practicar desde la ética Mindfulness, las cualidades de Compasión, Amor incondicional, Alegría compartida y Ecuanimidad, aplicada en un@ mism@.
  3. Habituales (nivel 3). Dirigido exclusivamente a los que han participado en el nivel 2 de Habituales y quieren profundizar en la ética Mindfulness, aplicando hacia los demás las cualidades de Compasión, Amor incondicional, Alegría compartida y Ecuanimidad.
  4. Avanzados (nivel 4). Dirigido exclusivamente a meditadores Habituales, que han consolidado los niveles previos y desean profundizar en contenidos muy avanzados de Mindfulness, con propuestas de indagación y práctica intensiva.
  5. Seniors (nivel 5). Dirigido exclusivamente a meditadores Avanzados; este nivel aborda prácticas de Mindfulness, Compasión y Ecuanimidad más especializadas, donde los contenidos los proponen y generan los mismos practicantes.
  6. Seniors (nivel 6). Dirigido exclusivamente a meditadores Seniors, donde los contenidos y la profundidad hacia los mismos los proponen los mismos practicantes.

Además, para todas aquellas personas interesadas en practicar especialmente la Autocompasión, aunque no tengan experiencia en meditación,  ofrecemos cursos oficiales de MSC (Mindful Self-Compassion) avalados por sus propios creadores C. Germer y K. Neff e impartidos por profesores certificados por el Center for MSC y la Universidad de California-San Diego.

Todos nuestros cursos se basan en una metodología propia, contrastada a lo largo de los últimos 10 años de experiencia en enseñar a practicar Mindfulness y Compasión; todos ellos tienen en común estos ejes didácticos:

  • Introducir una nota de simplicidad en nuestra vida (reordenar prioridades) y enfatizar la importancia de aplicar nuestros Valores y vivir de forma Ética
  • Observar lo que sucede en nuestro interior (autoconocimiento) para comprender cómo somos y así mejorar la toma de decisiones en nuestra vida
  • Fomentar la Constancia con las prácticas de Mindfulness y Compasión para generar Confianza en mí y en otras personas
  • En cada práctica propuesta promocionamos el ejercicio constante de la Actitud Vital Fundamental, como forma de encauzar nuestra energía hacia el proceso de equilibrio, salud y desarrollo personal.

La dinámica de las clases es totalmente pragmática, basada en una combinación de reflexión y desarrollo ejercicios de Compasión y Mindfulness formal e informal.

  • Mindfulness formal consiste en tomarse el tiempo necesario para permanecer sentado, tumbado o de pie, centrando a propósito la atención en la respiración, siendo consciente de las sensaciones corporales, los sonidos, los sentidos externos, los pensamientos y las emociones. La Práctica Formal son ejercicios basados en meditaciones guiadas, combinadas con meditaciones en silencio, y propuestas de meditación en movimiento.
  • Mindfulness informal consiste en prestar atención plena a las actividades cotidianas: llevar a cabo de forma consciente las tareas, ya sea en el entorno laboral, en casa o en otro lugar. La Práctica Informal son ejercicios de Atención o Conciencia Plena que se realizan para romper el piloto automático de la rutina, para darse cuenta realmente de lo que se está haciendo en actividades cotidianas (comer, andar,...), en el trabajo, en casa mientras se realizan labores domésticas: lavar, planchar…

¿Qué es Mindfulness?


Consiste en prestar atención a la experiencia presente tal y como es, intencionadamente y sin juzgarla, sin evaluarla y sin reaccionar a ella. La práctica de Mindfulness supone dirigir la atención al momento presente con una actitud de compasión, interés, apertura y amabilidad, independientemente de si la experiencia resulta agradable o desagradable. (J. Kabat-Zinn).

La aplicación de Mindfulness, tal y como la utilizamos ahora, la desarrolló J. Kabat-Zinn, un doctor en biología americano y budista, que trabajaba en casos de dolor crónico sobre todo en pacientes con cáncer, y para los que creó en 1980 un programa de práctica: MBSR (Mindfulness-Based Stress Reduction). Kabat-Zinn aplicaba estas técnicas para ayudar a sus pacientes a no reaccionar a las sensaciones físicas del dolor o del estrés. Con el tiempo se aplicó a otros trastornos como la ansiedad, o la depresión. Actualmente, tiene una vasta aplicación terapéutica.
En Mindfulness se adaptan diferentes prácticas de meditación que han sido conceptualizadas como habilidades psicológicas (curativas y reparadoras) que pueden ser entrenadas independientemente de cualquier contexto religioso y cuyo efecto beneficioso ha sido demostrado científicamente tanto a nivel neurológico como a nivel inmunitario, además del nivel conductual y psicológico. Si bien es cierto que, Mindfulness es una práctica central en el budismo, no es necesario ser budista, ni seguir los rituales de ninguna religión para obtener sus efectos beneficiosos.

Beneficios


La práctica y entrenamiento continuados en Mindfulness y Compasión produce, entre otros, los siguientes efectos:

  • A NIVEL FÍSICO: Se potencia el sistema inmunitario y la producción de anticuerpos (atenuación de la secreción de cortisol en respuesta al estrés), entre otros efectos. Produce vitalidad a la vez que un estado relajado
  • A NIVEL MENTAL: Nos permite llegar a captar la realidad por una parte y la manera en que nuestra mente la deforma por otra. Facilita la Concentración, así como una Calma interior: Serenidad y Paz. Aumenta la Claridad, con visión más amplia de las experiencias vitales
  • A NIVEL EMOCIONAL: Fortalece la Empatía, y el restablecimiento del equilibrio emocional. Favorece los estados de ánimos positivos. Mejora la capacidad de hacer frente a emociones y situaciones negativas
  • A NIVEL RELACIONAL: Se facilita el conocimiento de uno mismo a través de la comprensión de la propia experiencia. Fomenta una actitud básica de respeto y amor hacia sí mismo/a y hacia todos los seres. Favorece las relaciones sanas entre individuos a través de una serie de mecanismos, como la empatía incrementada, el equilibrio emocional

¿Por qué practicar?


Nuestro principal problema es que no podemos permanecer tranquilos si no tenemos la sensación de estar haciendo algo… Así la mente se dispersa continuamente: busca huir de lo desagradable y aferrarse a lo que le parece divertido, excitante: por comportarse así acaba siempre confundida. Si no practicamos Mindfulness, no habrá calma: la mente por sí misma es incapaz de tranquilizarse y permanecer serena.

La práctica consiste en permitirnos estar Aquí y Ahora, y llegar a ser uno, con nuestras propias experiencias presentes. En esencia, es ser plenamente conscientes de lo que hacemos mientras lo estamos haciendo. No implica ir a algún sitio, ni sentir algo especial. Con la práctica de Mindfulness, aprendemos que no hemos de temer nuestros contenidos mentales ya que tenemos a nuestra disposición competencias metacognitivas. Así dejamos de estar controlados por emociones y pensamientos: podemos liberarnos de automatismos y patrones reactivos o evitativos. Para ello es imprescindible desarrollar un compromiso de Compasión (tratarnos con amabilidad, como si fuéramos nuestro mejor amigo) en primer lugar hacia nosotros mismos y luego hacia la propia experiencia observada, para poder estar Ahora sin juzgarnos (autocompasión). La Compasión se centra en cómo relacionarse con nuestro propio yo (el experimentador), mientras que Mindfulness lo hace, fundamentalmente, en cómo relacionarnos con nuestros contenidos mentales (lo experimentado). Son dos caras de la misma moneda.